Plantas de interior medicinales

Escrito por plantasdeinterior 16-11-2014 en Plantas de interior. Comentarios (0)

Un cultivo muy útil es plantar plantas de interior medicinales. A parte de adornar nuestra casa, podremos aprovechar las plantas para elaborar diferentes tratamientos para curarnos de ciertos males. La principal cosa que debemos saber antes de comenzar es la parte de la planta que se debe usar. Las plantas tienen varias partes y cada una tiene unas características diferentes y por tanto, a la hora de elaborar los tratamientos deberemos de ser muy cuidadosos a la hora de saber que parte escoger.

Plantas de interior

Las partes de la planta están desigualmente provistas de principios activos; las que se aprovechan se denominan drogas vegetals. La hoja, asiento de todas las síntesis químicas vegetales, es la parte más empleada, la que produce los heterósidos y la mayor parte de los alcaloides. El tallo es sólo una vía de tránsito entre las raíces y las hojas, pero puede contener principios activos, en especial en la corteza. La madera puede también aprovecharse: la del abedul proporciona carbón vegetal.

A nivel del suelo existen, a veces  tallos especializados en almacenamiento: son los rizomas, tubérculos y bulbos. Su misión esencial es asegurar la supervivencia de yemas durante el invierno, después de la desaparición de las hojas. Los tubérculos de las patatas está repletos de moléculas azucaradas: el almidón. Esencias sulfuradas se encuentran en los bulbos de ajo y cebolla. La raíz extrae el agua y las sales minerales del suelo y las bombea hacia las hojas. Acumula a menudo azúcares; otras veces vitaminas y alcaloides. La flor es encargada de transmitir el mensaje hereditario. Cargada de principios activos, es apreciada en fitoterapia. Además, los pétalos son ricos en pigmentos y a veces se aprovechan las inflorescencias en que terminan los tallos. Por otra parte, deberemos cuidar nuestras plantas para evitar las principales enfermedades de las plantas, como por ejemplo el pulgón.

En resumidas cuentas, nuestras plantas de interior tienen muchas partes, cada una cumple una función distinta y unas características diferentes. Por eso, muchas veces emplearemos una parte de la planta en concreto.